Todo sobre el reflote del Costa Concordia

En la madrugada del lunes 16 de septiembre de 2013 este coloso de 60000 toneladas volvió a alzarse sobre los mares para en unos meses, acabar en un desguace.

Los riesgos de esta operación fueron varios y elevados, pero el mayor, es el posible vertido de fuel que ocasionaría el que el casco del buque se partiera durante el reflote.

 

El reflote al completo en sólo un minuto

 

La operación al completo

 

Esquema de la operación que se llevó a cabo.

 

Fases del proyecto

1.- Estabilización

La primera fase del proyecto que concluyó meses atrás consistía en la colocación de sacos de hormigón bajo el barco. Estos cientos de miles de sacos de hormigón, que fueron colocados en turnos de 24 horas por 120 buzos han permitido que el buque no se deslice hacia aguas más profundas.

2.- Instalación de soportes submarinos

Una vez asegurado el barco en la superficie marina, se procedió a crear una enorme plataforma submarina que permitirá en estos días el completo enderezamiento del buque.

3.- Parbuckling, “reflote”

Es la operación que se está llevando a cabo hoy. Su nombre viene de la edad media cuando los operarios ataban cabos a barriles de bebidas y alimentos para hacerlos rodar. Este proceso durará cerca de dos días ya que es ahora cuando el riesgo de fisura en el casco es mayor.

El proceso se llevará a cabo mediante el uso gatos hidráulicos que fueron colocados en la anterior fase, los cuales elevarán desde debajo al enorme transatlántico. Mientras tanto, varios cables de acero, de 25 toneladas cada uno, tirarán desde el otro lado del casco del coloso, haciendo algo más sencillo el trabajo de los gatos.

Además, se han colocado enormes cajones de acero a ambos lados del busque, los cuales pueden ser rellenados de agua a la par que vaciados mediante el uso de exclusas. En este momento, los cajones situados en la parte sumergida están siendo vaciados de agua de una manera acorde a la velocidad con que los gatos hidráulicos y las enormes cadenas levantan el buque. Al otro lado del casco, la operación se hará a la inversa. En estos momentos, y conforme el barco vaya recuperando el equilibrio perdido, los contenedores se irán llenando de agua cada vez más. De esta manera el reflote del buque se agilizará, o eso se supone.

Una vez enderezado el barco, estos containers se reemplazarán por unos flotadores que permitirán llevar al barco a buen puerto.

4.- Instalación de flotadores

En las próximas dos semanas, si todo sale bien durante el día de hoy, se instalarán un total de 15 flotadores que permitirán controlar, nuevamente mediante exclusas, el nivel al que se mantendrá el barco. Así, al principio estará semi-sumergido, pues debido a los daños que se han de reparar no podría mantenerse ni desplazarse sin una ayuda extraordinaria.

A medida que se vayan “parcheando” las heridas del buque, los flotadores lo irán levantando hasta que alcance una correcta linea de flotación (Paso 5).

5.- Reflote

En este punto, el casco se encontrará a unos 30 metros bajo el nivel del mar. Un sistema neumático se encargará de hacer emerger unos 18 metros el casco del barco.

6.- Transporte y desguace

Si todo ha ido bien, se prevee que para la primavera de 2014 el barco pueda desplazarse, con ayuda de remolcadores, hasta unos astilleros lo más cercanos posibles donde el barco será totalmente desarmado.

Un comentario en “Todo sobre el reflote del Costa Concordia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.