¿Es seguro usar fintonic?

Con cada vez más tarjetas virtuales y cuentas bancarias que gestionar, es normal que nos planteemos si existen herramientas que nos permitan organizar nuestros gastos e ingresos en un sólo lugar, y oye, por qué no, de forma automática.

Atrás quedan los tiempos en los que, libreta en mano, nuestros abuelos manejaban sus ingresos con tan sólo un bolígrafo. Lo queremos todo automatizado y vendemos nuestros datos como si nada importaran.

Este no es un artículo sobre seguridad informática. Fintonic usa todos los estándares que otras webs bancarias puedan usar. En un sentido técnico, es igual de seguro que usar la app del BBVA, o de La Caixa. Este escrito es más bien una reflexión sobre hasta que punto estamos regalando nuestros datos, y el nivel de privacidad de los datos que estamos otorgando a empresas virtuales.

Abrí mi cuenta en Fintonic para sustituir al efectivo pero ligeramente engorroso de gestionar BlueCoins. Una aplicación que hace exactamente lo mismo que Fintonic, pero de forma manual, es decir, si tú no la actualizas con cada gasto o ingreso, se queda obsoleta.

Uno de mis objetivos al comenzar a usar Fintonic era depender algo menos del móvil. Ya no tendría que guardar en qué he gastado tal dinero; Fintonic rastrearía el gasto a través de mi banco personal y sabría si me he gastado el dinero en ropa o en gasolina. Hasta aquí, todo bien. Esta aplicación cumple con la labor que se publicita como principal, y hay que reconocer que lo hace tremendamente bien. La interfaz es vistosa, user friendly, rápida y transmite confianza. Aquí acaban las ventajas, para mí, de usar esta app.

En una segunda observación a la interfaz de la aplicación, se puede fácilmente identificar el público objetivo de la misma.

Si no supieras lo que es Fintonic, al entrar en la web principal podrías pensar que estás en una web de viajes

Emojis, gente jóven sonriente y ‘Toooodas las funcionalidades’ disponibles a golpe de clic. Qué buen rollo. ¡Si tan sólo no estuviésemos hablando de banca online!

Frase de colegueo incluida, lo demás, son tonterías

Uno de los primeros elementos que te encuentras al entrar en la app de Fintonic es el ‘FinScore’, una medida de salubridad de tus cuentas bancarias. En función a su grado, podrás acceder a mayores descuentos, préstamos, etc. No importa que no quieras descuentos, hipotecas o seguros para tus mascotas: el FinScore va a estar en tu página principal siempre, no lo puedes ocultar, a no ser, supongo, que acabes solicitando el préstamo.

La cosa sigue empeorando con publicidad no opcional:

Spoiler: si tratas de darte de baja de los emails, ¡se te redirige a la página para cerrar tu cuenta!

En Fintonic no quieren que dejes de recibir publicidad. Si tratas de darte de baja de sus correos, te obligan a cerrar tu cuenta: no les interesas si no te interesan sus préstamos. De algo tienen que comer. Y si bien es cierto que en la configuración de fintonic puedes gestionar estos emails / mensajes de la app > https://www.fintonic.com/private/settings/notificationsconfig en ningún sitio podrás cancelar los SMS o lo referido a tus préstamos, lo cuál hace de esta sección algo inútil.

También recibirás SMSs contándote, por si no te habías enterado ya, de la de pasta sin comisiones que te pueden conseguir en menos de 24 horas.

¡Ahora sí que me habéis convencido!

Y todo igual. En definitiva, Fintonic se publicita como una app con la que gestionar tus gastos ingresos, y si bien es cierto que eso te lo va a dar, esta funcionalidad no es sino la patita del lobo que sale por debajo de la puerta. Una vez tienen tus registros, comienzan a llegarte emails, alertas al teléfono y, si pasas de ellas, incluso mensajes de texto a tu número de teléfono personal. Cada vez que entres en la app verás lo que te has gastado y lo que has ganado, sí, pero también una cantidad de publicidad descomunal.

Dicho esto, cierro mi cuenta en Fintonic y me vuelvo a BlueCoins o quién sabe, a la libreta de mi abuelo. Respondiendo a la pregunta del artículo: ¿es segura Fintonic? Bueno, nadie salvo los de Fintonic van a tener tus datos. Así que en función de si te es útil lo que te ofrezcan o no, podrás responder a la pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.