Quiero ser desarrollador web y no sé qué framework escoger: te echo una mano

Un gran quebradero de cabeza al que estamos sometidos todos los informáticos que nos dedicamos al desarrollo web es la elección del framework con el cual vamos a desarrollar nuestros proyectos. En este breve artículo quiero dejar una reflexión / guía que con suerte podrá ayudarte a continuar tu carrera como desarrollador de una forma más aliviada.

 

Mi nombre es Ernesto y soy Ingeniero Informático. Aunque no me especialicé en desarrollo web, es en esto en lo que he estado trabajando los últimos años, y es algo que me gusta mucho. Cuando comencé a trabajar poca era la idea que tenía de JavaScript (venía de Java y C), y sin embargo, dos semanas después estaba usando AngularJS. No era un experto ni mucho menos, pero ahí estaba yo, usándolo para programar aplicaciones reales.

 

Interesado por este mundillo, seguí investigando por mi cuenta en mis ratos libres, y descubrí otros frameworks tanto de back-end como de front-end. Frameworks de todas las clases, colores y lenguajes. Descubrí cientos de artículos en los cuales se comparan todos los aspectos de todos estos frameworks, convirtiendo un proceso que debería ser sencillo en una auténtica pesadilla. Aún a día de hoy, cuando voy a comenzar un nuevo proyecto, caigo en la tentación de aprender el nuevo framework de moda. Y es precisamente por eso que me decidí a escribir estas líneas; es por esto que he redactado los siguientes tres puntos que deberían servirte para hacerte una idea de lo que la industria pide hoy en día:

 

1: Los cimientos

Sea cual sea la curva de aprendizaje de un framework frontend, en el fondo va a estar basado en JavaScript. Incluso si usa TypeScript, JavaScript siempre va a estar ahí, sencillamente porque es la piedra angular de todo el desarrollo web moderno. Esto debería darte la primera pista en tu carrera para ser un buen desarrollador: aprende JavaScript, sin más. Una vez tengas nociones básicas de este lenguaje, no dependerás de ningún framework nunca más, y podrás escoger el que desees de forma libre.

 

2: Mantén la cabeza fria

Ya sabes JavaScript, pero aún no dominas ningún framework. No importa, pues ya eres más valioso que muchos full stack rock star developers. Ahora, haz una lista de las empresas o proyectos en los que quieres trabajar. Si no quieres nada en concreto, busca los sueldos divididos por tecnologías, o sigue cualquier otro criterio. Coge el primer framework de la lista y haz su tutorial oficial más algún otro (ni siquiera hace falta que lo termines cuando ya hayas pillado la idea). ¿Te has sentido cómodo? Si sí, has dado con el framework de tus sueños. Pasa al paso 3. Si no, repite el paso 2 hasta que o bien se te acabe el tiempo o des con un framework que cumpla tus expectativas personales y profesionales. ¿No estás seguro de si te gusta o no? Ve al tercer paso. Si no te hubiera gustado ni te lo cuestionarías.

 

3: Domínalo

Ya tienes tu framework. Da igual cuántas estrellas tenga en GitHub, que no lo conozca nadie de tu entorno o que sean pocos los artículos que estén escritos acerca del mismo en Medium. Te gusta y hay empresas que te van a pagar por saber usarlo. Es todo lo que necesitas saber. Olvídate de benchmarks y artículos click bait comparativos. Hazte con ese Framework, aplica a trabajos que lo requieran y úsalo hasta la saciedad.

 

Eso es todo. Quien mucho abarca poco aprieta. Si tienes cualquier duda, no dejes de escribir en los comentarios. Estaré encantado de ayudarte con tus preguntas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.